Cuando los sapos bailen flamenco

diciembre 7, 2009 1 comentario

No se me ocurre mejor manera de comenzar este post que haciendo uso del derecho de cita, usando una estrofa de una canción que seguro que todos habréis escuchado alguna vez (por suerte o por desgracia), pero que dejo como acertijo el localizarla, jejejeje.

La batalla por los “derechos de autor” está servida.

Reconduzcamos el debate

No se equivoquen, los “artit-tas” y sus sociedades de gestión de “derechos” quieren cambiar el tercio y convertir esta lucha en una batalla sobre las descargas gratis, sí o no. NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD.
Y para ilustrar lo que digo, me voy a poner en la piel de alguien que defienda a ultranza que los que nos bajamos contenidos por internet deberíamos ser fusilados y colgados desnudos en la plaza del pueblo.

Un minuto que me concentre para meterme en el papel, por favor… a ver… a ver… ¡ya! :

Todos esos ladrones sinvergüenzas que se bajan mis discos y que me estan dejando en la ruina merecen pena de carcel. Y a todos esos sinvergüenzas que pretenden hacer negocio con el sudor de nuestra frente, deberían ser llevados ante la justicia y machacados en un juicio.

¡¡Buff!! Ha sido minuto y medio, pero me ha dado hasta escalofríos, :-p. Aún así, ¿veís? Hasta los talibanes de los derechos de autor deberían darse cuenta de que la nueva reforma que pretende colar de rondón se carga por completo la separación de poderes. El Ministerio de Cultura pretende así, con la nueva ley, convertirse en policia, fiscal y juez, sáltandose a la torera el derecho fundamental a la libertad de expresión. Un organismo político no debería nunca, repito, NUNCA, convertirse en agente censor y decidir si tu o yo tenemos derecho a decir lo que decimos o ver la opinión de otro. Para eso, con todos sus defectos también, está la justicia.

Y no hay más, señores. No hay más agua que la corre en el río. Todo lo que hayan oído en estos días es fruto de la muchísima desinformación, intereseda y desinteresada, que corre por los medios tradicionales. Llevar el debate al terreno de las descargas sí o no, no tiene nada que ver con lo que nos ha hecho revolvernos contra el gobierno. Lo que defendemos es la libertad de poder decir lo que queremos y que si hemos de ser sancionados por vulnerar la ley, sea la justicia quien lo decida, no un organismo censor político y poco claro. Ya después si queréis entramos en si los enlaces a contenido o las descargas son delito (o deberían serlo). Este anteproyecto de ley permitiría que mañana, amparándose en una denuncia por plagio, se cargaran por ejemplo www.publico.es (que tiene una posición beligerante contra la SGAE) o www.libertaddigital.com, ¿a qué ahora no parece una simple protesta de piratillas?

Lo voy a volver a repetir para que quede clarito, DEFENDEMOS LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, Y ÉSTE ANTEPROYECTO DE LEY SE LA QUIERE CARGAR DE UN ZARPAZO.

Y ahora hablemos de las descargas

La connivencia de éste gobierno con la “aristocracia artística” es tal, que el Ministro de Indutria no tuvo problema alguno de reunirse con los mismos tras haber firmado el manifiesto unos 2500, pero no tuvo ni la decencia de mandar un secretario de estado a la manifestación que 500.000 agricultores montaron a las puertas del ministerio hace unos días.  Por no hablar del caso omiso que han hecho de nuestro más de millón y pico de firmas directas (sin contar las de asociaciones y ayuntamientos) que hemos recolectado pidiendo la supresión del canon digital. Ni un millón ni medio, 2500 firmas son las que necesita Miguel Sebastián para salir corriendo con el rabo entre las piernas a oir cualquier cosa que tengan que decir. ¿Alguien quiere más pruebas?

Y ojo que a mí me parece bien que el ministro se reuna con los artistas, no digo yo que no, pero podía ponerle el mismo interés a otros colectivos igualmente válido y muchísimo más numerosos, ¿no?

No voy a caer en la demagogia barata ni entrar en el juego de estupideces que ellos mismo proponen cuando tienes que joderte y escuchar a Rosario Flores gritar “¡¡qué nos morimos de hambre!!” porque es que me entra la risa floja de pensar en la mansión de Alejandro Sanz en Miami. No pienso rebajarme a ese “nivel intelectual” porque sinceramente pienso que todo el dinero que hayan ganado estos artistas es justo y merecido. Si hay un millón de personas con el mal gusto de comprarse un disco de Bisbal, me parece genial por ellas y por David Bisbal, al fin y al cabo tiene que haber de todo y yo soy un adicto a ésto, así que no tengo mucho que criticar. Si hay una discográfica dispuesta a pagarle millones y millones de leuros a alguien, pues genial por ese alguien y por esa discográfica si después es capaz de rentabilizarlo. Es como lo que comentaba en el post sobre el fútbol, si alguien está dispuesto a pagarle a alguien 1000 millones de leuros por pegarle una patada a un balón, es porque ese alguien se merece ganar todo ese dinero.

Ahora bien, el fin de las discográficas no es el fin de la música como pretenden hacernos creer. Y Ramoncín, Rosario y Alejandro Sanz, no son los únicos artistas del mundo, hay por ahí muchísimos que creen en otra forma moderna de hacer las cosas, más info aquí.

Otra música es posible

El 26 de marzo, La Excepción (que confirma la regla), el grupo de hip hop de Pan Bendito lanzó su nuevo disco, “La verdad más verdadera”. Pero no lo hizo por todo lo alto, ni firmando copias en el FNAC o con una campaña de promoción brutal, no, lo hizo colgando el disco, en MP3 de calidad, en su propia página web. Por supuesto, todos sus fans estabamos al corriente y corrimos a descargarnos el disco.  Se cumplía así la amenaz que el grupo había hecho, al sentirse contractualmente desvinculado de Warner y Zona Bruta, las discográficas que venían haciéndoles la vida imposible y negándose a realizar el único trabajo por el que las discográficas podrían tener sentido hoy día. Pero lo explica mucho mejor la abogada del grupo en este artículo de Público. A grandes rasgos podemos decir que Warner / Zona Bruta intentaron cambiarles el contrato unilateralmente, pretendiendo un porcentaje mayor en las ganancias de sus conciertos, cosa a la que el grupo se negó, y desde entonces, comenzaron a boicatearlos y presionarlos para no sacar nuevo disco. El grupo se reveló y ante la impasividad de la discográfica, dió por extinguida unilateralmente la relación contractual y se lanzó a terminar en solitario la producción del nuevo disco que aún sigue estando disponible para descarga gratuita. Como han dicho en multiples ocasiones el Langui, el Gitano Antón o La Dako Style, ellos viven de sus bolos y sus conciertos, no de vender discos. Y la verdad es que no les va nada mal.

Y eso es tan solo uno de los muchos ejemplos de las guerras que pueden generar los tan “sagrados” derechos de autor y cómo éstos pueden jugar en contra de los mismos creadores. No quiero decir que no sean necesarios, pero no son, en absoluto, lo única manera de proteger a los artistas. Y como otro ejemplo, tenemos el caso de los Deltonos, y todas las que han tenido que sufrir en su guerra contra Dro y La Fábrica Magnética.

Sentido Común

Por desgracia, el menos común de los sentidos. Como remate de este insufrible e interminable post (yo soy así y así hay que quererme), os dejo este interesantísimo video con una presentación de Lawrence Lessig, conocido activista político americano. Es inglés con subtitulos, pero no muerde. :-p.

¿Saben cuándo dejaremos de luchar por nuestros derechos? Pues eso, cuando los sapos… Ni un tonto más.

Anuncios

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales”

diciembre 2, 2009 2 comentarios

Quiero escribir un post acerca de la “tontería” de los autores el otro día en plan “se acaba la música en 5 años“.

Mientras tanto, me limito a suscribir el manifiesto que ha posteado Enrique Dans en su blog:

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.


Actualización: Ahora mismo no sé si el manifiesto es original de Dans o de otro autor, pero lo cierto es que yo lo he leído en su blog por primera vez. Ahora muchos otros lo han posteado también en sus blogs y no tengo muy clara su procedencia original. En cualquier caso, lo importante es el manifiesto en sí (aunque nadie le niegue a Enrique Dans haber sido de los primeros en publicarlo).

Categorías:Política

Curso de ética periodística

noviembre 24, 2009 2 comentarios

Cuanto echamos de menos a Juanjo de la Iglesia.

No, no, no es que se haya muerto, pobrecillo, sino que ya no es el atizador de los medios que a todos nos gustaba en el mítico (y nunca bien imitado) CQC de Wyoming. El curso de ética periodística fue uno de los primeros intentos de darle fuerte con el látigo a una casta, la periodística, que había gozado de una impunidad “publica” ante los desmanes y los errores, o por lo menos esa era la impresión que yo tenía allá por mi más tierna infancia, :-p.

Por suerte, aunque Juanjo de la Iglesia ya no rige con su regla de madera y aquella pajarita, en la era de internet, aún nos quedan adalides de la corrección velando por sacar a la luz las malas artes (y las cagadas) de los supuestos periodistas.

No soy ningún defensor a ultranza del ahora llamado “periodismo ciudadano“, a pesar de que mucha de la información de la que me nutro proviene de blogs y de sitios de internet que no son directamente un apéndice digital de algún medio de comunicación. Hay herramientas interesantísimas, como los agregadores de noticias (por ejemplo Menéame), que son fuente de inmediatez y alcance, que te permiten enterarte de cosas muy curiosas o a las que raramente accederías por los canales que acostumbras a visitar. Logicamente, en temas “sensibles”, como los políticos o los de opinión, tienden a ser sesgados porque así son sus usuarios, con sus filias y sus fobias, pero yo por eso siempre digo que lo más interesante de Menéame son sus noticias pendientes, no la portada.   Creo que los blogs están llenos de opinión como es, por otro lado, lógico, y que las redacciones de los medios de comunicación deberían estar exentas de ese problema. Por desgracia, y como hemos puesto ya de manifiesto aquí anteriormente, eso no es así. Es por eso que cada día creo más en eso de que los medios de comunicaciones no deben ser imparciales, pero sí veraces.

El problema surge cuando ni siquiera son veraces, o se llenan de chorradas, o se tragan el primer hoax que se encuentran por el camino. A un periodista se le debería exigir un mínimo de rigor. Al igual que yo al hacer mi trabajo se me exigen unos niveles de seguridad que no pongan en riesgo al usuario, a los periodistas se les debería exigir un mínimo de contrastación de lo que publican, porque mandan muchos “lereles”, que pasen cosas como ésta:

¿Es Paulo Coelho el autor de este cuento?

en el que “Periodista” Digital se pregunta si Coelho es el auténtico autor de un cuento que así, a primera vista, parece una gilipollez como un piano. El problema es que no se traba de una gilipollez como un piano, sino de una entrada de humor del gran blog de José A. Pérez “Mi mesa cojea“, que fue publicada hace unos días y con la  que ya tuve el placer de reirme al leerla. ¿Qué tipo de trabajo de “himbestigación” habrá llevado a cabo el “reportero” de “Periodista” Digital? ¿Un par de búsquedas en google? ¡Ni eso! Que una simple búsqueda te lleva, como primer enlace, al blog de José A. Pérez.

Sospecho que la “labor periodística” del redactor ha sido dar validez a un email que le habrá llegado de cualquier conocido y que le ha hecho gracia. Ya se cansa uno de ver como en el elmundo.es, elpais.com y otros tantos “medios serios” se dedican a fusilar la portada de Menéame sin más vergüenza que la que cuelga.

Con “reporteros” así, no sé porqué me sorprendo de la baja calidad de los medios en general.

Ni un tonto más.

Categorías:Tonto de manual

Que no se pongan en huelga

noviembre 4, 2009 4 comentarios

En este blog se respeta que cada uno piense como le salga de la punta del pie, así que no os asustéis al leer dos entradas con títulos enfrentados, que si bien coinciden en muchas cosas, difieren en el objeto del debate.

Creo que Goebbels debe estar orgullosísimo de sus secuaces, la política-mensaje y la mercadotecnia tienen un huequecito reservado en las urnas, es triste y retorcidamente cierto. El amigo de los pobres ZP ha decidido que los adinerados extranjeros tienen que tributar a la española (qué bueno es que ha puesto en el punto de mira a los ricos).

La susodicha ley que puede dejarnos sin circo está hecha ad-hoc para generar el debate de la entrada anterior, pero se basa en numerosas falacias introducidas a propósito por los medios y tertulianos acostumbrados a comer del pesebre:

-La ley no tiene carácter retroactivo, así que a todos los lumbreras que se frotan las manos con lo que va a tener que soltar Cristianito van de cráneo.

-Las grandes estrellas firman sus contratos en neto, por lo que el nuevo desembolso va a tener que ser soportado por los clubes ( y no clúes ni clus, queridos periodistas) íntegramente.

-La ley impone los tributos a partir de 600.000 lereles, por lo que los investigadores extranjeros a los que se pretendía atraer van a seguir tributando la mitad que un español… Espero un comentario del ministerio de igual da al respecto.

El debate sobre lo que cobra o paga CR9 ya está en la calle. Mañana seguirá cobrando o pagando lo mismo, y probablemente el año que viene. Esta medida afectará, como mucho, a 20 futbolistas al año, mientras que las grandes fortunas siguen pagando un 1% de sus beneficios y a mí me suben dos puntos el iva, y no se espera plan de rescate para mi economía como ya hubo para banca y ladrillo… pero qué bueno es ZP, que está apretando a los ricos, aunque yo lo nomine para tonto del lustro.

Que se pongan en Huelga

noviembre 4, 2009 3 comentarios

Se ha podido leer en Menéame, en el Marca, en El Mundo, en El País

Está claro que cuando amenazan con cortar el opio, el pueblo se rebela, ¿eh? Tranquilos que no me voy a poner snob, que soy tan futbolero como el que más y en mi haber cuenta el haber sufrido y sobre todo disfrutado en directo todos y cada uno de los partidos de la ganada Eurocopa pasada (¡¡toma ya!!). Ventajas de vivir en Alemania, jejejeje.

A mí me gusta el fútbol. Considero más que entretenido ver a 22 tios en calzonas persiguiendo una pelota, pero eso NO justifica los privilegios fiscales de los ya de por sí privilegiados.  No voy a caer en la demagogia barata de criticar que gente como Cristiano Ronaldo ganen la pasta que ganan. A mí me parece fantástico, ojalá pudiera ganar yo lo mismo y dedicarme a lo que me gusta en vez de estar picando código y chupándome horas de más cuando aprietan los proyectos. Si hay alguien dispuesto a pagarle a algún analfabeto funcional 200 millones de euros porque es capaz de hacer un regate que nadie más puede hacer o poner la pelota con una precisión que nadie tiene, pues adelante. Si alguien quiere pagarle esa barbaridad es su dinero (otra cosa sería entrar cuando esas cosas se hacen con dinero público, pero no suele ser el caso de los grandes y de los que cobran millonadas, sino de equipos locales pequeños y con menor presupuesto), y con su dinero tiene derecho a hacer lo que le dé la gana.

Ahora bien, no confundamos los términos. Los jugadores tienen derecho a cobrar lo que quieran, faltaría más, pero también tienen la obligación de pagar lo que deban, eso por descontado. Lo que no se puede consentir es que existan agravios comparativos entre trabajadores, y que los locales que cobran ese dineral tributen al 43% y los extranjeros al 24%. Es que ya no es siquiera una cuestión de fiscalidades o de si el estado va a ingresar más o menos dinero como ha intentado esgrimir Astiazarán, es una cuestión de justicia y de igualdad. No se puede consentir que usted, españolito de a pie, que con suerte o con esfuerzo ha conseguido un empleo por el cual le pagan una cifra considerable, tribute al 43%, y otro señor, cuyo único mérito es haber venido de fuera hasta aquí lo haga a un tipo que es casi la mitad. Es que sencillamente no es justo.

Personalmente opino que con esta medida el gobierno corrige un error que él mismo cometió (recordemos que esta modificación tributaria fue introducida al principio de su primera legislatura) y que pretendía motivar a científicos extranjeros para que se vinieran a España a desarrollar investigaciones. No funcionó, claro está. Y como la picaresca es moneda común en nuestro pedacito de tierra, al final sirvió para que Beckham se lo llevara más calentito todavía. Me alegro de que ahora rectifiquen. Y la postura de Astiazarán me parece de chiste. Entiendo el pataleo, ¿pero que amenacen con una huelga? ¿Y quién se va a poner de huelga? ¿Cristiano Ronaldo y Kaká? Porque le recuerdo a Astiazarán que la gran mayoría de jugadores de la LFP son nacionales (y por tanto cotizan como cualquier hijo de vecino) y teniendo en cuenta la inquina local generalizada dudo mucho, muchísimo, que se pongan en huelga para que los futuros CR7s y Kakás que vengan se lo sigan llevando más calentito de la cuenta.

Y el gobierno, lo que debería hacer si de verdad quiere incentivar la contratación de científicos muy cualificados, no es rebajar los niveles impositivos sino aumentar los sueldos y promover que se hagan proyectos de investigación importantes y relevantes. Yo vivo en Alemania y no pago menos que un alemán por trabajar aquí, y por mucho que me seduzca la idea, nunca me parecería justa.

Y sospecho que a mi compañero alemán sentado aquí a mi lado tampoco.

Categorías:Política

Rectificar es de sabios

octubre 23, 2009 Deja un comentario

A pesar de que algún tipo de bloqueo del proxy o algo no me deja verlo a mí directamente, me envía chemamazos una inquietante gráfica que acompaña la noticia de El País sobre el descenso del paro.

A pesar de que todo esto tendría mejor encaje en Malaprensa, no me resisto a comentároslo.

En esta gráfica se muestra la evolución del paro en los últimos semestres, ¿o no?

Evolución paro, versión 1

Evolución del paro, primera versión.

¿Habríamos de decir “involución”? He de reconocer que hace ya muuuuuuuuuuucho tiempo que me cansé de las manipulaciones informativas de los medios de comunicación españoles (pasa en otros muchos sitios, pero yo suelo leer los locales) y sobre todo, que dejé de sorprenderme. Pero lo que nunca dejará de sorprenderme es la capacidad que tienen algunos de medios de menospreciar a sus lectores y tomarlos por auténticos tontos sin criterio.
Si estuviéramos en Julio, hasta podría pensar que es la típica metedura de pata veraniega de las redacciones plagadas de becarios, pero teniendo en cuenta la fecha, el pasado histórico del medio, la línea editorial y la mínima comprensión básica de un histograma, uno no puede evitar pensar mal y preguntarse, ¿pero tan tontos se creen estos de El País que somos? Por suerte para nosotros (y desgracia de todos aquellos que intentan manipularnos) no lo somos, y prueba de ello es que la noticia está plagada de comentarios airados quejándose de la burda manipulación del gráfico. Pasénse y lean.

Lo realmente triste de todo esto es lo terriblemente escorada políticamente que está la prensa española, que uno ha de ponerse la pinza en la nariz para leer según qué cosas y claro, así no hay posibilidad de fomentar un pensamiento mínimamente crítico. Es imposible si la gente se dedica a comprarse el periódico que solo les cuenta lo que quieren escuchar. En un país en el que la política se ha convertido lo más parecido a una afición futbolística o una religión, donde los sentimientos no dejan lugar a la razón y donde la crítica a “tu” partido (como si haber votado a un partido se convirtiera en un lastre o una obligación moral de algún tipo) es tomada en ocasiones como una ofensa personal, no es de esperar que la gente mantenga una postura crítica con los políticos. Y es esa falta de crítica la que está promoviendo que muchos sinvergüenzas se escuden en las siglas del partido para cometer sus fechorías, sabidos de la protección que los “ultras” proveerán cuando arrecie la tormenta. Mientras, los que decidimos hace tiempo no regalar el voto a nadie por sistema seguiremos esperando un periódico que dé noticias e información en lugar de opiniones y editoriales. Leí en un blog no hace mucho una frase que me hizo pensar: “a los periódicos no hay que exigirles que sean objetivos, sino que sean veraces”. Para desgracia mía y vuestra, la imparcialidad de muchos (por no decir todos) les ha hecho cruzar la línea de la veracidad en más de una ocasión.

Aun así, como decía en anteriores episodios, mi tendencia hacia la ecuanimidad me persigue y es por ello que he de reconocer, al menos, que han tenido la vergüenza de rectificar.

Evolución del paro, segunda versión

Evolución del paro, segunda versión.

Parece que ahora podremos quedarnos más tranquilos (o mucho más intranquilos si uno se para a mirar realmente las cifras y no el gráfico) viendo la verdadera evolución del paro.

Lo siento por El País y otros tantos medios que se pasan el día intoxicando propaganda en vez de comunicar noticias, pero no somos tan tontos ni tan ingenuos como nos presuponéis. Quizás los tontos sean los que así piensan de nosotros y a todos ellos deberíamos repetirles con machacona insistencia que cesen en su actividad, que aquí ya no cabe ni un tonto más.

Doble rasero

octubre 19, 2009 5 comentarios

Leo el inmejorable post de Rubén Amón en el blog de El Mundo “Crónicas desde Europa”.

Pongo aquí un trocito y no el post entero porque luego te saltan al cuello los periódicos con el derecho a copia y semejantes, pero recomiendo encarecidamente su lectura.

Pedro Almodóvar forma parte de los directores de cine que se han solidarizado con Roman Polanski. Tanta admiración se le tiene al maestro franco-polaco que se antepone la devoción y el corporativismo a los pormenores judiciales. Incluso cuando el delito en cuestión concierne a la violación de una muchacha de 13 años.

Semejante privilegio y las atenciones que de él se derivan contradicen la ejemplaridad justiciera con que Almodóvar liquidaba al violador de ‘Volver’. Violador en potencia y no en acto, toda vez que su víctima, menor de edad como la chica de la que abuso Polanski, fue capaz de ejecutarlo antes de consumarse el voraz delito.

Hace días que quería escribir algo al respecto, porque a veces me siento muy solo en mi inane persecución de la justicia universal. No es que sea el justiciero enmascarado ni nada por el estilo, pero siempre he sido un gran defensor de la ecuanimidad, lo que es justo es justo y, además, de recibo. Es por esto que no he podido evitar el rechinar de dientes con toda la polvareda que se ha levantado en torno a la detención de Polanski por la policía suiza.

Y el rechinar de dientes no es precisamente porque detengan a una persona que está buscada por la justicia americana (lleva desde entonces sin pisar suelo estadounidense) ni más ni menos que por un delito de pederastia, sino por la multitud de “personajes” famosos que han salido a defender a Polanski como si fuera una “injusticia” el que sea detenido y extraditado a los Estados Unidos.

¿Están de coña? Yo no sé si Polanski es culpable o no, lo que sí sé es que se fugó de la justicia y no se enfrentó a un tribunal que juzgara el caso.  Y también sé que en eso no se diferencia de ningún otro delincuente común a la fuga.

¿Qué es lo que lo convierte en inocente? ¿Qué haya hecho películas maravillosas? ¿Qué haya ganado premios por doquier? ¿Acaso cualquiera de esas cosas servirían para compensar el hecho de que aquella noche hace ya 32 años hubiera drogado y violado a una niña de 13 años en casa de Jack Nicholson?

Pues por lo visto para una gran caterva de tontos, sí. No seré yo quien juzgue a Polanski como culpable o inocente de ese delito (en aras de la ecuanimidad, no seré yo sino la justicia la que se pronuncie al respecto), pero de lo que sí que es a todas luces culpable es de huir de la justicia y evitar ser juzgado. Y, sinceramente, criticar a los resortes de la justicia (como la policía suiza o la fiscalía estadounidense) por perseguir con ahínco y pretender juzgar a aquellos que han sido denunciados por pederastia me parece a todas luces una estupidez. Pero claro, muchos juegan con ese doble rasero moral según el cual violar a una niña no es malo si después haces 3 obras maestras del cine contemporáneo.

Para todos esos que enarbolan el doble rasero moral no se me ocurre mejor respuesta que la dada por Amón en su post.

Y decirles, claro está, que aquí ya no cabe ni un tonto más.

Categorías:Tonto de manual